¿Qué es la estimulación ovárica?

Una información importante para todas las mujeres que desean quedar embarazadas

La estimulación ovárica es de gran apoyo para favorecer el número de óvulos producidos y así poder lograr un embarazo de forma controlada en caso que haya alguna dificultad para la concepción, pero aunque suene sencillo es un tratamiento que requiere de tecnología médica de excelencia y tratamientos acertados para saber con exactitud en el momento de su extracción.

Pero antes de continuar con el tema de la estimulación ovárica hay algo que tienes que saber sobre la ovulación. Recordemos que el ciclo ovulatorio cuenta con dos etapas: la fase folicular y la fase lútea, la primera comienza el primer día del sangrado menstrual, la segunda fase comienza inmediatamente después de la ovulación.

La etapa folicular de la menstruación se caracteriza por niveles crecientes de la hormona estrógeno, lo cual facilita el crecimiento de los folículos ováricos, es decir, los folículos en los ovarios que contienen ovocitos inmaduros (precursores inmaduros del óvulo) y el engrosamiento de la pared endometrial (la pared del útero).

Cada folículo ovárico contiene un solo ovocito que madurará a medida que se desarrolle el folículo ovárico, una vez que el ovocito ha madurado completamente, el folículo se rompe y libera el ovocito, este proceso es mejor conocido como ovulación, el cual de manera general ocurre a la mitad de un ciclo ovulatorio, por ejemplo el día 14 de un ciclo menstrual de 28 días.

Una vez que el ovocito es expulsado de los ovarios después de la maduración y la ruptura del folículo, entrando así en las trompas de Falopio donde puede fertilizarse cuando entra en contacto con los espermatozoides, implantándose en el útero de la mujer y formar un embarazo.

Aquí es donde entra la estimulación ovárica, siendo la segunda etapa del tratamiento de fertilidad In Vitro (FIV), siendo el principal objetivo de cosechar tantos óvulos maduros como sea posible de los ovarios de la mujer. A mayor número de óvulos recolectados, se maximiza las posibilidades de que uno de los óvulos pueda ser fertilizado, implantado nuevamente en el útero y convertirse así en un bebé sano.

La estimulación implica la inyección de medicamentos durante 8 o 14 días, para inducir a los ovarios para la producción de muchos óvulos. La fase de estimulación demora más si los folículos tardan más en madurar.

Además de preparar los óvulos, la estimulación ovárica también prepara el útero de una mujer para la implantación de embriones, al apoyar el crecimiento del revestimiento endometrial, los tejidos en los que se implantará el embrión si se fertiliza un óvulo. En ambos casos se acude a medicamentos que estimulan dos hormonas clave: la hormona estimulante del folículo y la hormona luteinizante; estas hormonas pueden ser inyectadas vía intramuscular o subcutánea.

Un efecto secundario potencial derivado de la estimulación ovárica es una mayor incidencia de nacimientos múltiples, ya que debido a que se liberan múltiples óvulos, existe una mayor probabilidad de que se implanten múltiples óvulos en el útero.

La estimulación ovárica también se puede usar con otros procedimientos de reproducción asistida como la inseminación intrauterina, para mayor información contáctanos en fecundART.